Repaso

viernes, 22 de marzo de 2013

¡Bueno, chicas, chicos!
Al fin me he armado de coraje antes de huir al sur y me he sentado ante el ordenador para contaros algo de mi vida (y para oir de las vuestras).
El curso en San Martín avanza rápido, como todos, con ese atolondramiento que se apodera de uno en ristras de semanas que te van sacando el aire y secando poco a poco la mollera.Y al fin, un tanto anticipadamente, se te echan encima la primavera y las vacaciones, el placer y la luz a un tiempo.
Pero repasemos estos meses locos, llenos más de duelos y quebrantos como dice el Quijote-y en ambos sentidos, literal y gastronómico- que de alegrías, pero en fin...
No me voy a referir a los atropellos consabidos a que esta administración autonómica nuestra nos tiene acostumbrados, pero sí quiero compartir con vosotros un correo que me ha enviado un amigo, maestro y compañero en el Aldebarán: Santiago bueno. Dice el artículo que me envía-y demuestra con datos, fechas y números- que los funcionarios de este país hemos perdido un 30% de renta desde 2010, a manos de los gobiernos del PP y PSOE, ¡y sin contar con las subidas de impuestos varios desde esa fecha! De todo ello nos defendemos con recursos, manifestaciones, contenciosos... sólo quiero que sepáis que también me duelen vuestros recortes salariales, los de vuestros padres...cuando no la pérdida de los puestos de trabajo; en el sector educativo llevamos perdidos 61.000 profesores y maestros, ¡y no porque haya menos alumnos, porque hay 400.000 más desde hace unos cuatro años!
Y punto, no quiero envenenarme la sangre, sólo quiero deciros que me duelen vuestras cuitas como me duelen las mías, y que tenéis toda mi solidaridad en estos meses y años puñeteros. Lo peor, como dice el título de una canción preciosa de los ochenta, es que...¡y no amanece! 

Más cosas; la familia sigue desperdigada, pero contenta, peleando, trabajando, bien. La familia extensa ya es otra cosa: un tío mío murió hace un par de semanas y fuimos en un viaje relámpago a enterrarlo entre los montes indómitos del altiplano de Granada. Era mayor, estaba malito, todo lo que se quiera, pero uno piensa siempre que los va a tener ahí para siempre. Y en cierto modo es así, porque siempre lo recordaremos, no como la persona debilitada por el paso de la vida y la enfermedad, sino como el tío pastor, valiente, orgulloso y pétreo que siempre fue, resistente nato, y sin embargo, de hablar suave, menudo, sencillo, amable; su rastro quedará siempre en los paisajes que sus hijos y sobrinos añoramos. Ahí os pongo uno de esos paisajes para que sepáis de lo que hablo.
Pero también quiero hablar de otras cosas, animaros a leer, por ejemplo, cosas que he leído en los últimos meses: aquí os pongo la portada de la novela de Amin Maalouf "Los desorientados", una estupenda historia sobre la vida y los destinos de unos amigos inseparables que al crecer tomaron distintas direcciones. Es una bonita reflexión sobre la amistad y lo que uno se pierde al no cuidar más a los amigos. Os lo recomiendo. Además, la recreación del levante mediterráneo, ese Líbano desventrado por la guerra, que tan de moda está ahora, pero en su vecina Siria, tiene sin embargo, la evocación de lo mediterráneo, de la vida que compartimos todos los que nos asomamos a ese mar prodigioso. Lo que le termina de dar valor, a mi juicio, es su estilo, casi periodístico, y el poder observar, como si fuéramos vulgares fisgones, cómo se cocina la escritura de un novelista, cómo se elabora un libro, en sus primeras fases, pero muy útil para los que esperamos escribir algo interesante un día.
   Y para los que os gusta el ensayo, un libro que me prestó mi padre: "Mi Siglo", de Günter Grass. No es muy actual, porque lo escribió en el 99, pero su testimonio es impresionante, nos da pistas sobre lo que piensan los alemanes y sobre cómo piensan, sobre lo que vivieron. Es una reflexión general, también, sobre este siglo XX tan mágico como funesto, tan pródigo como desperdiciado, y Alemania, como epicentro de muchas de las cosas que en él han pasado, nos muestra con un lenguaje adaptado magistralmente a los personajes más variopintos, su visión de los acontecimientos, su visión del mundo. Pero no desde un punto de vista del erudito, del filósofo o del político, sino del de una señora enorme de las minas que dio nombre a uno de los monstruosos cañones que la Krupp hizo para machacar a Francia en la Primera Guerra Mundial, o desde el de una de las mujeres que limpió alemania de escombros tras la Segunda. Son personajes vivos, creíbles, sinceros, como esos nazis que se reúnen anualmente para hablar de sus vidas y -sobre todo-acabar añorando sus dorados años del Reich.Es un enorme fresco de Alemania en el siglo XX. Y hoy nos interesa saber de Alemania por muchos motivos.
Bueno, chicas, chicos, espero ansioso, como siempre, vuestros comentarios o misivas, vuestras lecturas, vuestras películas o sugerencias. Mientras, recibid un fuerte abrazo. Nos vemos.

Resumen atropellado de las cosas de mi vida

martes, 25 de octubre de 2011

¡Queridos lectores, blogueros y gentes de toda índole!
Siento profundamente este tránsito destartalado por el mundo virtual que tengo, pero me es imposible llegar a más. Os lo prometo, no doy de mí más de lo que tengo, más de lo que soy. Ultimo mis energías y no veo el final ni el anhelado descanso. Pero a pesar de todo...¡ella me da fuerzas, me quita penas, pesares me espanta...!, hablo, cómo no, de ESPERANZA. Y es que no voy a entregar la cuchara ante esta cacería de patos en que están convirtiendo a la educación pública desde la CAM. Algún día recordaremos estos tiempos como los de la ignominia, pero mientras llegan, ¡hay que resistir!, porque si dejamos que la sanidad y la educación públicas se hundan, estaremos perdidos, como ciudadanos y como europeos.

Bueno, y después de este desahogo, vamos con cosas interesantes, como, ¿qué hemos hecho por nuestro futuro bagaje cultural o artístico o filosófico en estos meses?, ¿qué hemos aprendido o enseñado?, ¿qué hemos pensado para nuestro futuro? ¡Vamos, vamos,chicas, chicos!, echad la vista atrás y recapitulad un poco: lo quiero todo por escrito en "comentarios". Ya sabéis que me interesan vuestras vidas.
Mientras, os contaré un poco de la mía (y os pondré trabajo, of course!)

Lo primero es lo primero: el veranito

Empecemos donde lo dejamos. Acabado el curso me dediqué a cuidar ancianas:unas por enfermedad y otras por vacaciones. Fue divertido y me gusta devolver a nuestros mayores parte de lo que ellos nos dieron en su día: cariño, cobijo, ayuda...Además, mis tías de Granada y mi suegra forman un trío tan temible como divertido. Pero, por fin, llegó agosto, y lo primero que hicimos fue a felicitar su 50 cumpleaños a mi primo Blas a Barcelona. La ciudad estaba maravillosa y la disfrutamos intensamente. Además de pasear sin rumbo fijo por sus calles, vimos la exposición de los inicios de Picasso en París...¡justo las dos horas que duró el tormentón que arrasó el paseo marítimo como un huracán!,¡con deciros que algunos perdieron chanclas y zapatillas en las carreras por guarecerse! Fue como si una mano enorme de bebé distraído hubiera ido paseando entre las calles, derribando árboles, palmeras, farolas...Pero el finde fue una gozada, con baño marino incluido.¡Ah, y por fin visité la catedral que me faltaba! (pero esa tendréis que adivinarla vosotros luego).
Días después nos fuimos a un lugar maravilloso en medio del Atlántico, donde se come fenomenal y barato, hay grandes cosas que ver y no me esperaba que fuera tan original, ¡ni tan verde! Se trata de las Azores. Me inpresionaron por lo cuidadas que están sus ciudades y su naturaleza, por la gestión  que hacen para que el público disfrute de la naturaleza sin cobrarle un euro, interviniendo lo mínimo para estar cómodos y disfrutar...¡y sin cargarse la costa con megahoteles o complejos turísticos por todas partes, como sucede en Canarias! Fue una semana maravillosa, alojados en un "spahotel" tranquilo y en el centro de la ciudad, con tiempo para todo y recorriendo la isla de punta acabo. Además hicimos un salto de isla y visitamos otra más, pasando pegados a otra para disfrutar desde el aire de su impresionante volcán.
Me llamó mucho la atención lo cuidado de sus pueblos, de casas encaladas co los marcos y remates de muros y vanos resaltados en piedra volcánica oscura; sus iglesias, sus calles empedradas y las galerías de las casas acristaladas para poder disfrutar de las vistas sobre el mar. Islas a medio camino de América, parada obligada en las rutas oceánicas, refugio de balleneros en el pasado, y de la flota de invasión para el desembarco de Normandía en el "Día D" de 1944...
Islas sorprendentes de fuego en las entrañas de la tierra, llenas de aguas termales donde bañarse junto a los peces, calentito, calentito; o por qué no, donde comerse un cocido completo hecho a "fuego lento" en el calor de la tierra a un metro de profundidad. Islas excepcionales, únicas, donde los portugueses del continente disfrutan de sus vacaciones en secreto, sin levantar mucho la voz para que no nos enteremos...

Lo segundo: el duro despertar
  ¡Y qué dura fue la caída! 31 De agosto: convocado a una asamblea para decidir qué hacer con el órdago a  la grande lanzado por la consejería de educación para el inicio del curso: para echar a otros 3000 profesores a la calle, la solución es fácil: que su trabajo lo hagan los que se quedan, que los alumnos se aprieten un poquito para entrar más en clase; que los que necesitaban estar en grupos más reducidos para no perder el ritmo de aprendizaje y poder titular como los demás, vuelvan con los demás al grupo grande; que den los idiomas todos juntos también, ¡qué importa que no toque ni a una frase en toda la clase para poder hablar inglés, o francés!..que se vayan a los bilingües; y así un largo etcétera; despreciando olímpicamente la ley educativa que nos rige. La excusa es la crisis, pero la razón de fondo es el propósito de vender todo lo que se pueda de la pública y dejar el resto como un servicio de beneficiencia para los que no se puedan permitir otra cosa.¡Y eso sí que no lo vamos a consentir!; no vamos a tirar por la borda el trabajo inmenso de tantos profesores que nos precedieron para hacer de la educación un servicio de calidad y de igualdad de oportunidades, y ese es el meollo, no se quiere la igualdad, sólo se quiere la libertad, pero aquélla que es capaz de comprar el dinero de los que lo poseen, porque lo que se ventila en nuestro país desde hace un tiempo es si consentimos en crear una diferencia aún mayor entre los que tienen y los que no, volviendo al viejo esquema de pobres, adinerados burgueses y oligarcas dirigentes forrados a costa de los otros. Todo esto es lo que encendió la llama de la movilización, creando una auténtica "marea verde" de indignación, de solidaridad dentro de todos los sectores de la comunidad educativa: padres, alumnos y profesores. A mí ya me ha costado más de 450 euros y lo que es peor, dormir mal, lleno de preocupaciones, con una agenda más saturada que la de un ministro y estresado. Pero también tengo mis compensaciones: me rebelo vendiendo camisetas en defensa de la pública, me manifiesto todas las veces que se me convoca, tomo la calle y las plazas para expresar mi repulsa a las medidas, hablo con padres, alumnos y profesores, discutimos, valoramos, vemos la situación y sus perspectivas...y me encierro, organizo actos como el "desvélate por la Pública" del otro día, donde un joven profesor de ética y buen filósofo-Amador Fernández Savater- nos hablaba de política de la buena, la que se hace entre todos para solucionar lo que nos es común y nos afecta, en libertad y mediante el diálogo; nos hablaba también de filosofía, de sociedad civil, de reivindicación, de presión sobre el poder para que no nos ignore o nos oprima, de tantas cosas interesantes...y también hay hueco para divertirse: hacemos entierros simulados de la educación pública, soltamos globos "sonda" verdes para ver si nos hacen caso, cantamos canciones "adaptadas", nos vamos "de marchas" por Madrid...En fin, sangramos, luchamos, pervivimos que nos diría Miguel Hernández. Y todo por la EDUCACIÓN PÚBLICA.

Y lo tercero: el futuro
Lo que más me preocupa, con todo es la manera de resarcir a mis alumnos, a vosotros, de los días sin clases por las huelgas. Así se lo he manifestado a vuestros padres y así os lo he dicho a vosotros. He pensado en trasladaros por apuntes algunos apartados de poca dificultad de los temas que vayamos viendo; también os mandaré algunas prácticas a través del blog o del correo electrónico para que podáis recuperar el tiempo perdido en lo posible. Y además, al no haber previstas salidas extraescolares, esos días servirán también para recuperar nuestro tiempo perdido. Por mi parte ya sabéis que podéis esperar voluntad y compromiso, no en vano sois lo más importante en esta historia. Y como e movimiento se demuestra andando, ahí van las primeras actividades a través del blog. ¡Que las disfrutéis!

   

Campana y...se acabó.

miércoles, 13 de julio de 2011

¡Por fin, por fin, por fin!, ¡campana y se acabó! Como diría la voz de los supertacañones (poned aquí la voz un poco cavernosa; es la voz de unos personajes del programa de televisión "Un, dos, tres", de hace chiquicientos años, en fin...). ¡Qué harto acabé de curso!, chicos; a vosotros puedo decíroslo porque sois casi de los únicos de los que no terminé saturadito, saturadito. No voy a entrar en detalles, pero las últimas reuniones de profes en el curso no sólo me dieron un protagonismo incómodo, sino que me hicieron replantear muchas cosas que siempre había pensado de nuestro colectivo y que dieron conmigo en el suelo desde lo alto de un guindo. Incluso me sentí utilizado en una guerra soterrada y extraña que para nada era la mía. Como por ensalmo, se me presentó además la oportunidad de salir de todo esto por otra puerta, la sindical, para irme a otras labores que no son la enseñanza, con amigos luchadores que entienden la educación como yo la entiendo...fue una fuerte tentación en mitad de la tormenta, lo confieso, pero al fin y al cabo, la educación y la enseñanza me siguen atrayendo poderosas, y decidí que las vacaciones serían suficiente bálsamo para calmar las aguas y darme nuevas fuerzas para el curso que viene. También tengo que decir que muchas personas me transmitieron su afecto y su apoyo: compañeras y compañeros con los que también comparto espacio, ideas, responsabilidades...


15-M

     Y después de contaros este desahogo, prosigamos. Hace unos días se celebró la marcha sobre Madrid de los indignados del 15-M, en la que participé desde Cuatro Caminos hasta la Plaza de Neptuno, junto al Congreso de los Diputados. Os he traído unas fotos para que veáis el ambiente de fiesta ciudadana de la ocasión. Fue especialmente emocionante ver cómo afluían desde todas las calles que cruzábamos gentes de toda clase y condición, impelidas por un mismo impulso, el de protestar por la baja calidad de nuestra democracia y por lo poco que los ciudadanos intervenimos en ella, sencillamente. Y siempre es una fiesta tomar la calle, desalojar a los coches de la samplias avenidas y caminarlas disfrutando de las vistas de la ciudad sin humos, sin tráfico, de los peatones. Al final de la larga marcha (no quiero imaginar lo que anduvieron los pobres que venían de Vallecas villa o de Coslada), nos concentramos frente a la calle que sube al Congreso para escuchar a los oradores gritar sus consignas. Fue un final de fiesta sólo temporal, porque por la tarde continuó en la Puerta del Sol, así que los que habían venido de lejos pudieron dispersarse por los alrededores y comer en los restaurantes del centro (para que luego se quejen de las concentraciones, los comenrciantes).
Lo que sí que me gustaría puntualizar desde aquí sobre este movimiento, y esto va para mis alumnos mayores, que han estudiado mucho este curso sobre movimientos sociales de todo tipo, es que el movimiento está dirigido por una serie de plataformas ciudadanas, con gente joven y muy preparada, que domina la red y consigue un gran poder de convocatoria. Pero la gran masa de ciudadanos y ciudadanas que apoya todo esto son de muchas partes, edades, niveles culturales, educativos y económicos. Y también, de muchos partidos políticos, sindicatos, oenegés y asociaciones de todo tipo. Y eso no parecen tenerlo en cuenta cuando, puntillosamente, rechazan unirse a otras convocatorias de otras organizaciones, cuando comparten los fines por los que se convocan, un ejemplo. El día 28 de junio, la plataforma "Yosoypública", de educación y vinculada  al movimiento 15-M, convocó a protestar ante la consejería de educación por todos los recortes y atropellos que estamos sufriendo y vamos a sufrir el curso que viene. Para el día 29 tenían convocada otra protesta los sindicatos-todos- en el mismo lugar y por los mismos motivos, pero los sindicatos ya habían elaborado carteles y lanzado su convocatoria, por lo que pidieron a Yosoypública que se uniese a ellos y modificase su fecha, ya que le era más fácil hacerlo que a todos los sindicatos. Pero se negaron a hacerlo; conclusión: doscientos profes protestaron el 28 y trescientos el 29, junto a la entrega de un montón de firmas con nuestras protestas que se entregaron en el registro de la consejería. Estoy seguro de que los directivos de la consejería se estuvieron partiendo de risa al ver semejante desatino. Así no vamos a ningún lado. El movimiento de indignados debe tener en cuenta todas las oportunidades que pueda aprovechar para expandirse y para asentarse en la sociedad como fuerza renovadora, y aprovechar la fuerza que otras organizaciones puedan prestarle para crear, de verdad, ese gran movimiento social que nos ayude a cambiar por fin las cosas. Si no es así, temo que se diluirá como un azucarillo en leche caliente. Y eso será muy malo para todos, para los que llevamos años y años luchando y soñando con cambiar las cosas y para los que se han despertado ahora.

Últimas (aunque no muy frescas) noticias

martes, 7 de junio de 2011

Hay meses malos, peores... y los míos. Como dice un buen amigo-te lías, te lías...- y tiene toda la razón. Pero, ¿qué dejar de lado?, ¿el "Día de la interculturalidad", que es la mejor idea que se me ha ocurrido como profe en toda mi carrera?, ¿la mediación en conflictos, mi pertenencia al consejo escolar, mis amigos, los miles de exámenes que me inundan como un tsunami, en oleadas sucesivas?, ¿mi compromiso como delegado sindical y las inevitables reuniones para constatar que la educación pública se hunde como yo entre mis exámenes? (¿debería mirar para otro lado como hacen muchos y no luchar?)...¿qué dejar?, ¿qué abandonar como el náufrago que sostiene a su lado un cuerpo inerte y lucha a un tiempo por su propia supervivencia? ¡Huy, huy, huy!, ¡qué filósofo me estoy poniendo, quita, quita, que yo no quería ir por ahí..!
Vamos a ver si comenzamos de nuevo, si yo sólo quería exponer mis cuitas y quejarme, como siempre, pero sólo un poquito y ya está. Así es que vamos por orden:
  1. Lo que está pasando en Sol, y el sol que está saliendo en todas partes: es, sencillamente, la vuelta al ágora ateniense, la democracia en acción. ¡Y nada menos que al estilo de Rousseau, directa, asamblearia, popular...y hermosa! Lo que yo he visto y me arrepiento de no haber vivido más intensamente, es el descubrimiento por parte de mis paisanos más jóvenes de lo que es ser ciudadano, es decir, sujeto de derechos y ejercitador de las responsabilidades que conlleva el don tan preciado de esa ciudadanía. Y si en Atenas era un privilegio reservado a unos pocos miles, aquí no hay distinción de raza, sexo, edad o nación de origen, caben todos, y están todos. El movimiento 15-M ha sabido suscitar un interés nuevo, ciudadano, por la cosa pública, por lo que es de todos, y ha tomado la calle, la paz y la palabra. Brindo por eso.
  2. Nuestro "Día de la Interculturalidad": así, con las iniciales en mayúsculas, porque cada año cobra más carta de naturaleza esta fiesta celebrada por todos, organizada por pocos y sacada de la manga por este "pollo sin cabeza" de profesor que os ha tocado en suerte a unos y este amigo disperso y compañero de mil causas que habéis encontrado otros. Este año ha sido espectacular la sombra montada por Juanjo (con Antonio y yo de ayudantes); ha dado color el mercadillo solidario de los chicos del grupo específico y sus profes de naturales (estupendas colaboradoras); ha tenido un ritmo distinto gracias a la marcha de Maite y Jorge, tan rumbosos; ha sido trepidante y aventurero con las gymkanas las profes de educación física; como siempre, solidario con las charlas que nos traen las estupendas mamis del AMPA y nuestros estudiantes de la KJA; por el petit sabor francés de Silvia y sus alumnos...y, cómo no, con el enooorme esfuerzo de mis entusiastas chavalines de primero de ESO y sus familias (chicos, sois los mejores ;) ). Y no me quiero olvidar de mis alumnos de bachillerato, tan colaboradores (y con un estupendo trabajo sobre la peripecia vital de la inmigración en sus entrevistas sobre "El viaje de Ulises") y de mis compis, la dirección a la cabeza, siempre a mi disposición en este día tan especial, y todos aquellos profes que sienten, como yo, que esto también es enseñar, y de la mejor manera, con la convivencia de todos, con los valores mejores que podemos ofrecer: conocer al otro, al distinto pero igual; querer saber de su existencia, preocuparnos por él, apreciarlo, integrarlo, celebrarlo. Brindo por eso.
  3. Y tres. Fiesta de la graduación de 2º de bachillerato. Un año más, otro grupo de jóvenes que salen a otra vida fuera de nosotros, pero con un pequeño rescoldo de nosotros, algo ínfimo que espero los ilumine, aunque sólo sea un poquito, el resto de sus vidas, porque durante un tiempo, los profes, habitamos en ellos, en sueños y en pesadillas, en bromas y en ratos tediosos, pero intentando anidar en ellos con nuestro conocimiento, con nuestro pequeño saber, para que ya puedan volar como mentes formadas y críticas, y por tanto autónomas. Ellas y ellos, guapas, guapos, celebran su fiesta, nos deleitan con sus actuaciones y habilidades, nos halagan y homenajean con sus palabras agradecidas, y no saben que en ese acto, cuando vemos colgar de sus pechos la banda roja de los graduados, ya nos sentimos inmensamente pagados, felices, satisfechos. Para todos ellos, brindo también por eso.

Jeroglíficos

martes, 3 de mayo de 2011

¡Hola, chicas, chicos!

Como os había prometido, aquí podéis escribir vuestros comentarios indicando los jeroglíficos que os habéis inventado. Alguno no lo entiendo muy bien, pero ya os pediré que me lo descifréis. Un saludo y nos vemos en clase. 1º de ESO

Viaje a Roma

lunes, 2 de mayo de 2011

"Bien está lo que bien acaba", y a fe mía que tiene razón, porque....¡vaya viajecito! Creo que no me cansaba tanto desde...¡Salou, por lo menos! Y es que-siguiendo con los dichos- "el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra", y yo lo retoco un poco diciendo: "el hombre es el único burro que tropieza dos veces en la misma piedra" Pero es que no tengo remedio, y el chantaje emocional de mis queridos alumnos es muy potente...¡además de volver a visitar a mi adorada Roma, of course!
     Lo mejor del viaje han sido los días pateando la ciudad, y si tuviera que destacar algo, me han sorprendido mucho las catacumbas, los orígenes de una religión aún misteriosa y exótica, completamente opuesta a todo lo existente entonces, rompedora de normas, clases, mentalidades...y generosa hasta el sacrificio o el martirio. Un inframundo donde desarrollar una fe peligrosa para el sistema, que acabaría por fagocitarlo y transformarlo. Y podemos decir que estuvimos en su origen, no en su inicio, exactamente, sino en su forja como religión.
Otra cosa que me ha sorprendido-una vez más- ha sido el Panteón. El interior me parece el más perfecto espacio construindo por el hombre a lo largo de su historia. Es difícil explicar la sensación que se tiene al estar inmerso en él, en el centro del círculo mágico donde los romanos quisieron venerar a los dioses, los propios y los adoptados en sus conquistas. No es la riqueza de los materiales, que nos dan idea de cómo debieron ser tantas y tantas construcciones de la antigua Roma (palacios, templos, termas, basílicas, bibliotecas, teatros, anfiteatros...), es sobre todo sentir el cosmos, el cielo de los romanos, la bóveda celeste recogida en una semiesfera que prolonga sus dimensiones hacia el cuerpo cilíndrico inferior, completando la esfera con proporciones perfectas e intuidas. Nunca me deja indiferente este templo de la sabiduría humana, compendio increíble de ingeniería y arquitectura.
También hay que decir algo sobre lo más negativo, y  aparte de lo sucia y descuidada que está la ciudad (el metro, las calles, el tráfico), lo peor han sido esas noches de llamadas desde recepción porque los jóvenes andaban "corriendo el piano" -¿y qué piano?, diréis vosotros-, ¿y qué piano? replicaba yo -el piano primo, il piano secondo, el piano terzo-, contestacion del recepcionista, y aquí me tenéis, a las dos, las tres o las cuatro de la madrugada jugando al escondite con los "insomnes" que deambulaban los pasillos y habitaciones en busca de los últimos rescoldos de fiesta o de tertulia. Pero el cuerpo es sabio y tiene más aguante del que cabría esperar (adaptación al medio, supervivencia, ya sabéis), por lo que al fin y al cabo, eso se supera. Lo más desconcertante fue sin duda, la cantidad de problemas que tuvimos para ir (pido desde aquí disculpas a los papis y mamis afectados por el lío de las autorizaciones) y a la vuelta, ya en Barajas (maletas viajeras y solitarias, documentos olvidados...).
Pero, como veis, todo lo malo se olvida pronto y sólo lo bueno permanece en nuestra memoria, entra a formar parte de nuestras vidas y nos reconfortará su añoranza en momentos duros o aciagos.
Por supuesto que esta crónica no podría despedirse sin agradecer a mis compañeros PEDRO y MARISA su entrega y su entusiasmo, su firme voluntad de llevar a buen puerto esta empresa y de ayudar a todos a madurar con la experiencia. Un abrazo.

¡Y no estaba muerto, leré, que estaba de parrandaaaa!

lunes, 4 de abril de 2011

¡Pues sí señor, que este muerto está muy vivo, que dice el título de una peliculilla de tres al cuarto!

"Viajero frente al mar...de nieve" ¿Os gusta mi bosque?
¡Lo siento, lo siento, lo siento!Siento haberos hecho esperar tanto tiempo sin dar señales de vida-¡imaginaos que llevo tres cuartos de hora intentando adivinar la contraseña para escribir esta entrada!
Pero ya está, por fin estamos de nuevo juntos, y con ganas de seguir en la brecha. Lo cierto es que los últimos meses han sido de órdago-todos habéis sufrido mis retrasos en corregir vuestros controles, aunque habéis sido muy comprensivos y os lo agradezco en el cuore-. Pero, a pesar de los cientos de exámenes, a pesar de no tener resuello para plantarme ante el blog y dedicaros unas líneas, Here we are, again!

¿Os gusta el encuadre de la exposición del "Día de la Paz"?

Mi amadísima Granada en el puente de la Consti
He de confesaros también que he pasado por una crisis existencial-virtual, me explico: el blog está guay, pero no es tan interactivo como me gustaría, es más un monólogo que un diálogo, y además, no es lo suficientemente ágil para poder intercambiar actividades entre vosotros y yo. Culpa mía, of course. Pero, finalmente he decidido que,mientras no haya otra cosa mejor, ¡esto es lo que hay, chicas, chicos! Sin embargo, al entrar en el blog esta noche he descubierto que no me habíais abandonado, ahí estaban vuestros comentarios, desde hace meses, esperando su turno,¡así que nada de conmiseración, a por el blog, mis valientes!